MARTA UMPIÉRREZ

Desde el confinamiento

Marta Umpiérrez es una cantautora de 25 años natural de Fuerteventura. Esta majorera, comenzó a adentrarse en la música desde muy pequeñita. Con tan sólo 11 años, escribía sus propios textos descubriendo que más adelante los transformaría en canciones. Es entonces cuando decidió comprarse su ukelele para poder acompañar sus letras. Para ella, no hay amor más real y fiel que la música.

En octubre del 2019 sacó su primer single: “Sin Rumbo”, en esta canción vemos una Marta sin tabús, que traslada un mensaje de reivindicación sobre el amor LGTBI.

Gracias a este single, contactaron con ella desde Juventud del Gobierno de Canarias para ofrecerle lo que fue su primera actuación en el Galardón y Premios Joven Canarias en noviembre del 2019.

Marta nunca había cantado en un escenario para un público, por lo que fue todo un reto y gran descubrimiento para ella. Cuando se vio en el escenario, supo que había nacido para ello.

A principios del año 2020, sacó su segundo single “Y de repente”, canción que habla de un amor a primera vista que vivió la artista hace algún tiempo atrás.

El confinamiento lo pasó en Granada, donde finaliza sus estudios como maestra.
Gracias a tantas horas muertas en casa, probó a componer otros estilos (rap, reggaetón, trap) descubriendo así que se sentía muy cómoda con ellos.
Sus estudios en Granada como educadora infantil no le permitían involucrarse en la música tanto como le gustaría, pero ahora que ha finalizado los estudios, tiene muy claro que trabajará duro hasta conseguir su sueño de llenar conciertos algún día.

Entre los vídeos que subió cantando durante el confinamiento, hubo uno que causó mayor revuelo, este fue el tema de “Cuarentena”, vídeo que llegó a hacerse viral y con el que
alcanzó más de 1.000.000 de visitas en Facebook.
Canción que narra todas las vicisitudes del estado de alarma con su crudeza y realidad.

Fue tanta su revolución que hasta la mismísima Marta Sánchez se molestó en felicitar a la artista por este gran tema.

En ese momento, esta majorera empezó a dudar sobre el estilo musical al que quiere enfocarse ya que haciendo música urbana se siente muy a gusto. Así que por ahora ha decidido seguir por ese camino en el que tiene ya varias canciones escritas que están deseando ver la luz.

Esta artista está demostrando que quien quiere puede, y aunque es un proceso casi tan lento como duro, está consiguiendo su objetivo: transmitir sus emociones a todo el que la escuche.

Vídeos